Todo sobre "las grasas"

El acné rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de causa desconocida que afecta a la piel de la cara, normalmente en la nariz, mejillas, frente y barbilla. Esta enfermedad afecta a las personas adultas, por lo que no se debe confundir con el acné juvenil. Empieza con un enrojecimiento de las zonas de la cara antes nombradas para luego ir saliendo granos y espinillas rojas y verdes. También se empiezan a marcar visiblemente pequeñas venas en las zonas afectadas. La piel toma un aspecto aspecto grasiento, enrojecido y rugoso. Existen tratamientos y cuidados que podrán reducir esta enfermedad hasta que nos sea prácticamente invisible a nuestros ojos, pero actualmente, el acné rosacea es una enfermedad sin cura y puede deformar permanente el rostro si no recibimos ningún tratamiento o no nos cuidamos demasiado la piel. Con cremas de uso local, con Vitaminas A (cicatrizantes y regenerativas), y Vitamina C (desinflamante), podremos ayudar a frenar el acné rosácea. Recomendamos comer verduras, cereales, hortalizas y frutas y evitar el alcohol, el café, la carne y las grasas saturadas. Lo más indicado es acudir a un especialista (dermatólogo) para consultarle y que nos de algún tratamiento personalizado sobre nuestro...