Todo sobre "láser acné"

El láser, un buen remedio contra el acné y las manchas de la piel

El láser, un buen remedio contra el acné y las manchas de la piel

Aunque la utilización del láser se ha centrado sobre todo en la depilación del vello corporal, cada vez se hace más frecuente su uso en otros aspectos estéticos que consiguen mejorar la apariencia del rostro, como sería el caso del tratamiento del acné y de las manchas de la piel producidas por el sol u otros motivos. En general, esta tecnología es eficaz para tratar enfermedades como la foliculitis de barba, las varices, el acné excesivo, los ovarios poliquísticos y la rosácea. Una de las muchas ventajas del láser es que al tratarse de una luz coherente, visible y dirigida no provoca cáncer. De ello su aceptación y su creciente uso en diferentes apartados de la salud (cirugía plástica, odontología, dermatología, oftalmología, etc.) y de la estética. En el caso del acné, el láser fraccionado trabaja en la dermis profunda consiguiendo excelentes resultados. Lo mismo ocurre cuando se trata de cicatrices por cirugía o trauma. Para el rejuvenecimiento facial y de cuello es recomendable realizar previamente una valoración médica. Los rayos solares presentan muchos problemas en la piel del rostro y en el área del escote de mucha gente que no suelen hacer uso de protectores adecuados. Por ello, antes de recurrir al láser, debemos cuidarla de forma adecuada y continuada mediante protectores solares.También la rosácea, que es una afección crónica de la piel que hace que ésta se vuelva roja, puede mejorarse considerablemente aplicando el láser. En cualquier caso es fundamental tener muy en cuenta el cuidado personal...

En verano protege la piel y el cabello

Las personas con acné deben potenciar estos cuidados El Centro Dermatológico Estético de Alicante te da las pautas para cuidar de ti y de los tuyos. Conocer y cuidar nuestra piel y la de nuestros hijos. Verano es sinónimo de sol pero, ¿qué sabemos sobre el Sol? El sol es la estrella más próxima a nosotros. Es indispensable para la vida, para el crecimiento de los vegetales, los animales y los hombres; pero su radiación puede tener una incidencia nociva en el organismo, sobre todo en la piel. La Tierra no recibe más que una pequeña parte de esta radiación ya que las diferentes capas de la atmósfera paran las radiaciones más nocivas para las personas. La capa de ozono situada a 25km de altura en la estratosfera, constituye una barrera ecológica indispensable para la Tierra, ya que absorbe de manera muy eficaz los rayos gamma, los rayos X y los UVC. La energía que llega a la Tierra está constituida por: * Los rayos infrarrojos, responsables de la sensación de calor. * Luz visible, se compone de los siete colores del arco iris (violeta, índigo, azul, verde, amarillo, naranja y rojo). * Ultravioletas (UVA y UVB), invisibles al ojo humano y de energía superior a la luz visible. Cada uno de estos componentes de la energía también es responsable de efectos nocivos, como la deshidratación o insolación (rayos infrarrojos), envejecimiento cutáneo (luz visible), cánceres cutáneos (rayos UVA), o quemaduras solares (rayos UVB). Para poder proteger nuestra piel, debemos...