Todo sobre "maquillajes"

Algunos consejos prácticos para detener el acné y evitar las cicatrices

Todos sabemos que el acné, al margen de la edad que tengamos, generalmente suele resultar bastante frustrante, condicionándonos en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana y creándonos ciertos complejos a veces nos repliegan en nuestras relaciones con los demás, sobre todo si esas agresiones a nuestra piel nos dejan marcas y cicatrices. Por todo ello, desde que comencemos a percibir el acné debemos comenzar cuanto antes con un tratamiento adecuado y no esperar a que resulten irremediables los efectos secundarios que podrá ocasionarnos más tarde. En la actualidad, existen medicamentos con los que se consiguen muy buenos resultados. Estos medicamentos contienen peróxido de benzoilo, ideal para curar el acné, reducir la inflamación y además prevenir brotes que puedan surgir en el futuro. La alimentación es un punto importante para la reducción y la prevención del acné. Debemos comer alimentos que sean ricos en vitamina C y en zinc. Por otro lado, también debemos evitar o al menos minimizar el consumo de cafeína, ya que contribuye a deshidratar la piel y por lo tanto la hará más propensa a los granos. Además, por el hecho de ser un estimulante, estimula también los andrógenos que son los encargados de producir el sebo. Se deberá consumir mucha agua, ya que ésta resulta un excelente hidratante para la piel, además de contrarrestar los niveles de andrógenos en nuestro cuerpo y por ello evitar en lo posible la aparición de granos. Un buen consejo a tener en cuenta es recordar siempre quitarse el maquillaje...

En verano protege la piel y el cabello

Las personas con acné deben potenciar estos cuidados El Centro Dermatológico Estético de Alicante te da las pautas para cuidar de ti y de los tuyos. Conocer y cuidar nuestra piel y la de nuestros hijos. Verano es sinónimo de sol pero, ¿qué sabemos sobre el Sol? El sol es la estrella más próxima a nosotros. Es indispensable para la vida, para el crecimiento de los vegetales, los animales y los hombres; pero su radiación puede tener una incidencia nociva en el organismo, sobre todo en la piel. La Tierra no recibe más que una pequeña parte de esta radiación ya que las diferentes capas de la atmósfera paran las radiaciones más nocivas para las personas. La capa de ozono situada a 25km de altura en la estratosfera, constituye una barrera ecológica indispensable para la Tierra, ya que absorbe de manera muy eficaz los rayos gamma, los rayos X y los UVC. La energía que llega a la Tierra está constituida por: * Los rayos infrarrojos, responsables de la sensación de calor. * Luz visible, se compone de los siete colores del arco iris (violeta, índigo, azul, verde, amarillo, naranja y rojo). * Ultravioletas (UVA y UVB), invisibles al ojo humano y de energía superior a la luz visible. Cada uno de estos componentes de la energía también es responsable de efectos nocivos, como la deshidratación o insolación (rayos infrarrojos), envejecimiento cutáneo (luz visible), cánceres cutáneos (rayos UVA), o quemaduras solares (rayos UVB). Para poder proteger nuestra piel, debemos...