Todo sobre "secuelas"

¿Piel grasa? Causas, consecuencias y remedios caseros por Fitoterapia

Uno de los problemas más comunes de la piel que provocan el acné y las espinillas, además de otras patologías y manifestaciones anti-estéticas es la denominada piel grasa. Algunas personas presentan una acumulación excesiva de sebo (grasa) en la piel en ciertas zonas del cuerpo, debido a factores como la alimentación, sudoración, obesidad, higiene deficiente, cambios hormonales y metabólicos, estrés, enfermedades dermatológicas, etc.; e incluso simplemente por el tipo de piel, que nos hacen más o menos propensos a padecer piel grasa. Además de resultar una apariencia poco estética, pueden ser perjudiciales para la salud, provocando en algunos casos seborrea, acné, espinillas, granos, barros, comedones, infecciones cutáneas, foliculitis, alopecia, secuelas y cicatrices, y otros problemas de la piel que si no se ponen en tratamiento a tiempo pueden agravarse y resultar dolorosos, antiestéticos, duraderos, e incluso irreversibles. Los primeros síntomas de la piel grasa suelen ser una apariencia aceitosa y brillante, con poros abiertos y/o infectados, secreciones sebáceas, espinillas y granos, molestias e hipersensibilidad, etc. Algunas de las causas de la piel grasa más frecuentes pueden ser una excesiva producción de sebo debido a factores hormonales, del tipo de piel y de la edad; la obesidad, debido a la excesiva acumulación de grasa corporal que a veces se expulsa a través de la piel; la alimentación, predominando en personas que consumen alimentos poco sanos, con muchas grasas, aceites refinados, y ciertos nutrientes presentes por ejemplo en los mariscos. Por otro lado, el acné, además de presentarse como consecuencia de...

Ridectomía y Acné: Técnicas y tratamientos para eliminar las cicatrices y secuelas del acné

Entre las técnicas y tratamientos para eliminar las cicatrices y secuelas del acné encontramos la Ridectomía, una técnica de cirugía muy practicada en clínicas y centros de estética y belleza especializados. La Ridectomía es utilizada especialmente para disminuir los efectos del paso del tiempo y el envejecimiento, aunque esta técnica de cirugía se puede aplicar a las secuelas del acné, tales como imperfecciones, cicatrices y otras marcas de la piel afectada; obteniendo buenos resultados en la mayoría de los casos. Consiste básicamente en el estiramiento de la piel, indicada especialmente cuando existe una severa laxitud o flacidez de la piel afectada. En los casos más leves no es necesario quirófano, ya que se puede realizar en consultas y áreas de estética sin riesgos ni problemas. Cuando las secuelas son profundas y graves, hablamos de cirugía plástica por ridectomía, que se desarrolla en quirófano con una leve anestesia local. No deja marcas ni cicatrices, y normalmente se necesita solo unas horas de permanencia en el hospital o la clínica. En cuestión de un mes o dos (dependiendo de la gravedad de las lesiones y secuelas de acné que se traten), podremos observar los resultados de la...

Técnicas y tratamientos para eliminar las cicatrices y marcas del acné: Dermoabrasión

La dermoabrasión es una técnica para eliminar cicatrices y marcas del acné, que regulariza las capas más externas y superficiales de la piel. Consiste en un método de cirugía controlada que sirve como tratamiento para las secuelas del acné, manchas, cicatrices, imperfecciones y otras marcas antiestéticas de la piel. La dermoabrasión es el tratamiento mas utilizado para conseguir una mejora del aspecto de cicatrices provocadas por accidentes, otras cirugías, pecas, ciertos tipos de arrugas, queratosis (lesiones precancerosas) y por supuesto, para mejorar y eliminar las cicatrices y marcas producidas por el acné. La dermoabrasión puede aplicarse en zonas localizadas o en grandes superficies del cuerpo, y a veces se complementa con tratamientos como lifting, láser, peeling químico, etc. La dermoabrasión puede ser aplicada en mujeres y hombres indiferentemente de la edad. Cuanto mayor sea el paciente, hay que tener en cuenta que la cicatrización es más lenta. Es una técnica sencilla y segura, que se debe realizar por cirujanos profesionales en clínicas y centros de estética y belleza. Los riesgos de la dermoabrasión más comunes son la aparición de pigmentaciones y decoloraciones transitorias de la zona tratada. El tratamiento por dermoabrasión no requiere ingreso hospitalario, y se utiliza anestesia local, por lo que el paciente no perderá ni un minuto en la clínica o en el centro, sino que podrá irse a casa después de la intervención. En unos meses, la piel estará totalmente recuperada y se habrán reducido o eliminado por completo las secuelas del acné, cicatrices, manchas...

¿Quieres estar en Acné y espinillas?